El barter como la mejor respuesta ante la nueva normativa de packaging

¿Por qué el cambio en la legislación?

El Diario Oficial de la Unión Europea, publicó en febrero de 2016 las últimas disposiciones legales respecto al envase de productos alimenticios para el consumo. La normativa 2011/62/EC defiende los intereses y la integridad de los consumidores y promueve el derecho de estos a la información y educación.

Según el último informe de la Comisión Europea, el cambio del etiquetado en los productos alimenticios, ha sido una de las medidas adoptadas por la UE para hacer frente a una posible información engañosa en el packaging. De acuerdo a la nueva legislación, las empresas tendrán hasta el 13 de diciembre para adaptar las etiquetas de los envases de sus productos a la información nutricional actualizada.

Un cambio que supone retos para el sector

Debido a la nueva normativa, los fabricantes de productos de alimentación y gran consumo se enfrentan a problemas tales como mercancía que se queda en stock o que la confianza del consumidor en la marca se pueda ver afectada.

Ante el reto actual al que se enfrenta la industria, El barter surge como una fórmula efectiva para los issues de la industria alimentaria, ya que permite, a través de canales de distribución alternativos, evitar pérdida de existencias y, así, abrir nuevas oportunidades de negocio.

Alimentaria  2016

Del 25 al 28 de abril en Barcelona, la industria de la alimentación, bebidas y gastronomía tiene una cita en Alimentaria 2016, feria que cada 2 años reúne a los profesionales del sector a nivel mundial. En esta XXI edición se esperan compradores de más de 50 países y Compensa, empresa líder en barter de Europa, estará presente.

Compensa cuenta con una importante experiencia en el intercambio de productos para conseguir objetivos comerciales en la industria de la alimentación.

La  organización se encarga de gestionar la reventa del producto tanto a nivel nacional como internacional, siempre siguiendo las indicaciones del fabricante, ampliando el canal de distribución y respetando los compromisos comerciales. Además, Compensa, ofrece un servicio seguro para establecer acuerdos comerciales en los que todas las partes salgan beneficiadas.

Corporate barter como solución ante los cambios del mercado.

El intercambio empresarial trae múltiples soluciones a los nuevos retos que nos encontramos a día de hoy: cambio de normativa, alta competitividad, continua innovación.

El barter ofrece una rápida respuesta a cualquier situación imprevista; aporta flexibilidad, ahorra tiempo, dinero, rentabiliza las funciones operativas e impulsa la creación de nuevas redes de intercambio dentro de la industria alimentaria.

Cómo afrontar la nueva normativa sobre el etiquetado de los productos


Hace menos de un mes entraba en vigor la nueva normativa europea sobre información alimentaria facilitada al consumidor, aplicable a todos los productos (envasados o no) de la cadena alimenticia.

Entre otros aspectos, la norma contempla la obligatoriedad de especificar el origen de los aceites y grasas vegetales y una mejora de la legibilidad de las etiquetas, hecho que está provocando algún ‘quebradero de cabeza’ a las marcas fabricantes. Y es que a partir de ahora, los envases deben reflejar información precisa, clara, y fácil de entender por el consumidor, en caracteres que utilicen un tamaño de letra en el que la altura sea igual o superior a 1,2 milímetros.

Debido a esto, la mayoría de empresas europeas ven como el etiquetado de sus productos no cumple con la normativa y no pueden comercializarse. Para afrontarlo existen varias opciones: la primera es volver a etiquetar el producto, con el alto coste que eso supone. La segunda, es destruirlo. Y no solo por la propia destrucción en sí, sino por la inversión en producción perdida y el no respeto al medio ambiente.

Como mejor opción alternativa se encuentra el barter, que permite la recomercialización del producto en mercados distintos a los habituales, en los que estas normativas no se aplican. Con el fabricante marcando en todo momento las pautas y las restricciones para la reventa, su producto se coloca estratégicamente en canales diferentes, pudiendo llegar incluso a nuevo público y aumentando la visibilidad de la marca.

Además de conseguir la liberación de esa partida, la compañía obtiene una campaña de publicidad adicional que el departamento de marketing puede destinar a potenciar para sus productos de mayor rentabilidad.