5.800 nuevas empresas y start-ups gracias a la financiacion alternativa


La Universidad de Cambridge, en colaboración con EY (empresa internacional líder en asesoramiento a entidades financieras), han lanzado el informe Moving Mainstream: European Alternative Finance Benchmarking Report, un estudio sobre la consolidación de la financiación alternativa en Europa y que surge tras el sondeo en 14 países a casi 300 asociaciones y empresas del continente que practican este sistema en alguna de sus múltiples variaciones.

El documento arroja varios datos concluyentes: el primero y más importante de todos es que el mercado de la financiación alternativa creció en 2014 un 144%, alcanzando los casi 3.000 millones de euros a nivel global. El segundo, es que España se sitúa en sexto puesto en cuanto a países con mayor volumen, por detrás de Reino Unido, Francia, Alemania, Suecia y los Países Bajos.

Robert Wardrop, Director Ejecutivo del recién creado Centro Cambridge para la Financiación Alternativa y uno de los autores del Informe, ha declarado que este sistema está “a punto de convertirse en la tendencia principal” en algunos países de Europa. Hecho, según él, que está “empezando a atraer a inversores institucionales”.

Para el organismo, el sistema ofrece formas diversas y transparentes a las empresas, tanto para invertir como para conseguir financiación, generar puestos de trabajo y sufragar causas sociales que valen la pena. Tanto es así, que el informe estima que en los últimos tres años, más de 5.800 pequeñas y medianas empresas y start-ups han nacido bajo el paraguas de la financiación alternativa. Según el Centro Camdridge la cifra seguirá aumentando en 2015 y alcanzará los 7.000 millones de euros, “siempre y cuando los fundamentos de este mercado sigan siendo sólidos y el ritmo de crecimiento se mantenga estable”, aclara el estudio.

 

Cambridge Centre for Alternative Finance

El Centro Cambridge de Financiación Alternativa es una academia internacional e interdisciplinar dedicada a la investigación y el estudio de esta materia, que incluye canales financieros e instrumentos que se consolidan fuera del sistema económico tradicional. El informe Moving Mainstream: The European Alternative Finance Benchmarking ha sido elaborado gracias a la aportación de datos de asociaciones y compañías de 14 países europeos y más de 200 plataformas europeas destinadas al sistema, de las cuales se ha podido extraer entre un 85% y un 90% de los datos totales a nivles europeo. Ya existían estudios previos destinados a la financiación alternativa, pero solo han arrojado informaciones parciales y de determinados países como el Reino Unido. El documento lanzado por este Centro Cambridge ers el primero que estudia los datos de los principales países de Europa en detalle.

 

El intercambio publicitario, una de las disciplinas más consolidadas

La financiación alternativa en España cuenta con un volumen de 62 millones de euros, y se sitúa en el sexto lugar de un mercado que lidera con holgura Reino Unido, con 2.300 millones. Mercado en el que la información y el conocimiento es aún desconocida, pero del que afortunadamente cada día extraemos aún más datos que denotan que la industria alternativa está creciendo rápidamente y está siguiendo un proceso de regulación  en numerosos países europeos.

En España, agrupaciones como la Asociación Españolas de Empresas de Intercambio reúne a algunas de las empresas más importantes de este modelo de negocio en España como Compensa, Trocobuy o Active International.

El barter, término inglés que se refiere al intercambio, es una de las múltiples modalidades del sistema de financiación no bancaria y está presente en nuestro país desde hace más de 20 años, posibilitando a las empresas pagar sus necesidades (por ejemplo, campañas de publicidad) pagando con sus productos o servicios.

 

 

 

El 78% de la financiación en España depende de los bancos


El Ministerio de Economía apuesta por reforzar la financiación alternativa, con el objetivo de que las empresas puedan acceder a la obtención de crédito no bancario y diversificado.

En unas jornadas organizadas por PwC e IE Business School destinadas a ‘El Dinero en 2033. Cómo nos financiaremos y ahorraremos’, el secretario de Estado de Economía, Iñigo Fernandez de Mesa, consideraba que España estaba “rezagada” en esta materia, si la comparamos con otros países de la Unión Europea.

En una información la agencia de Europa Press, Fernandez de Mesa recordaba que el Gobierno se afana en la regulación de este tipo de sistema, impulsando por ejemplo, la Ley de Financiación Empresarial, con la que se facilita a las empresas encontrar vías alternativas de liquidez.

Según el estudio, un 78% de la financiación en España procede de los bancos, y solo un 22% procede de otras vías como el crowdfunding, el capital riesgo, los intercambios, etc. Es una tendencia inversa a la de Estados Unidos, donde las empresas solo dependen en un 30% de los fondos bancarios.

En cualquier caso, las previsiones apuntan a cambio de paradigma en nuestro país, según PwC y que tiene que ver con el reparto de la influencia económica en el mundo y las transferencias de poder hacia los países emergentes.