La economía alternativa, próxima clave del consumo en España

España se ha situado entre los cinco primeros países de la Unión Europea con mayor potencial de crecimiento de la economía colaborativa gracias al 55% de los españoles que están interesados en participar en iniciativas de consumo colaborativo, según datos de Nielsen que recoge en un comunicado la agencia Europa Press

La economía colaborativa crecerá un 25% en 2015, alcanzando los 3.500 millones de dólares (3.193 millones de euros), según Forbes. En una jornada sobre Sharing Economy, los expertos del Global Corporation Center de EY e IE Business School señalan que estos datos configuran un nuevo escenario empresarial, en el que el modelo colaborativo será la clave del consumo en los próximos años.

Un investigador del Global Corporation Center y decano asociado de IE Business School, Kiron Ravidan, junto a un socio de transformación digital de EY, Pablo González, han analizado los beneficios y riesgos de la economía colaborativa y sus aplicaciones por áreas y sectores

Nuevos modelos de negocio

En este sentido, Ravidan ha señalado que entre las principales motivaciones de los consumidores de la economía colaborativa figuran la reducción de costes, sostenibilidad de los nuevos modelos de negocio, utilización de la tecnología, cambio de valores, la nueva mentalidad que impulsa a actuar en comunidad, así como el deseo de no ser propietarios y ayudar a quienes lo necesitan.

En la misma línea, Pablo González ha señalado que esta economía es “una gran oportunidad” para las nuevas empresas y emprendedores al igual que puede serlo para las grandes empresas ya establecidas. “Este fenómeno se ha incrementado con la crisis económica y hace que la transparencia, rapidez y el compartir a todos los niveles sea prioritario”.

‘Educar’ a la industria para apostar por alternativas económicas financieras

La presidenta de IRTA, International Reciprocal Trade Association, Annette Riggs, ha emitido un comunicado en el que destaca la importancia de situar el Barter en una óptica distinta a la de las demás alternativas económicas que existen en nuestra sociedad.

La crisis económica ha llevado a la población a apostar por otros sistemas económicos como el Bitcoin y otras cryptomonedas, tan válidos como el sistema del bartering pero cuyo sistema de trabajo no es igual.

Los casos de fraude surgidos con Bitcoin, por ejemplo, han puesto de relieve algunas problemáticas por las que atraviesan ésta y otras criptomonedas. Factores como la falta de regulación, el no-conocimiento de los sistemas por parte de las compañías e inversores y otros condicionantes, generan dudas sobre su viabilidad.

No es el caso del bartering, y todas sus vertientes (corporate barter, retail barter…), que llevan presentes en las empresas desde los años 80 en Estados Unidos y posteriormente en países europeos como Francia, Inglaterra, Italia o España.

Según la presidenta Riggs, es importante “educar” a la industria; algo que ya se está haciendo desde las instituciones con varios informes publicados por organismos como el City of London o el Ministerio de Reindustrialización de Francia.

El Barter sigue registrando records en 2014


El 2014 vuelve a ser gran año para el negocio del barter. Año tras año, la International Reciprocal Trade Association (IRTA) continúa reportando cifras de éxito para el sistema comercial..

Según Ron Whitney, Director Ejecutivo de la Asociación, que regula el intercambio comercial en todo el mundo, el año pasado la UC (moneda que rige las transacciones comerciales de las empresas que operan bajo la corporación) obtuvo un beneficio global de más de 11.300.000 dólares (unos 9.591.470 euros). Las cifras suponen un 32% más que el 2013.

El incremento también se produce en el retorno medio mensual, que marcó record en enero de 2014, con una cifra de más de 1.300.000 dólares (1.103.000 euros). Los “impresionantes resultados”, como los califica Whitney, demuestran la fuerza del intercambio. 2014 fue, en palabras del Director de IRTA, “el mejor año en los 17 años de vida de la moneda”.

Y es que las economías alternativas y su consolidación como una opción para el sistema económico tradicional están modificando la balanza de poder. La buena salud del barter y de sus distintitas modalidades de negocio provoca que algunos gobiernos , e incluso algunas entidades bancarias como Bankinter estén decididos a apostar por sistemas que han demostrado claramente que contribuyen a la reactivación y a la optimización de los recursos de las empresas.

Del Barter al Bitcoin: historia del dinero

El prestigioso diario inglés Telegraph ha elaborado una detallada infografía para describir ‘La historia del Dinero: desde el Barter al Bitcoin’.

El artículo, escrito por Rebecca Burn-Callander, editora del diario británico The Telegraph, hace un recorrido extensísimo por la historia de la humanidad y su relación con la economía. La autora afirma que “el intercambio se ha utilizado desde los albores de la humanidad para comprar bienes”,  hasta que el rey Aliates creó la primera moneda conocida en Lydia, actual Turquía.

Desde la moneda hasta la primera tarjeta de crédito, surgida en 1946, deteniéndose en el nacimiento de los bancos y la creación de los billetes. En definitiva, una historia de cómo ha sido la evolución del dinero hasta llegar a los pagos instantáneos a través de teléfonos móviles y el desarrollo de economías alternativas como el barter (intercambio de productos y servicios), el bitcoin y las cryptomonedas.

Tendencias éstas últimas “destinadas a perturbar el sistema económico”, según Burn-Callander, que afirma en esas misma línea que “el intercambio moderno ha cerrado el circulo iniciado hace miles de años”.

Puedes ver la infografía en el siguiente enlace: www.telegraph.co/from-barter-to-bitcoin