No destruya el producto; recurra a la reventa o la donación a ONGs

Entre las innumerables ventajas que ofrece el barter a una empresa y que se resumen en la posibilidad de obtener campañas de comunicación pagando con productos, extraemos oportunidades adicionales relacionadas con la Responsabilidad Social Corporativa. Es una materia que no está ligada a la razón de ser fundamental del Corporate Barter, el intercambio publicitario, pero que contribuye a fomentarla

La concienciación de algunas compañías en términos de medio ambiente pasa por recurrir a técnicas alternativas a la destrucción para dar salida a stocks o partidas de producto que se han quedado obsoletas de una manera sostenible y eco-responsable.

Cada año se destruyen 9 toneladas de alimentos en España, según un informe de Cáritas. Destruir producto implica invertir recursos incluso en esa acción, sin olvidar los ya empleados para producir ese bien que ya no nos resulta útil. En momentos económicos como el actual, lo más común es que las empresas produzcan bajo demanda. Sin embargo, en muchas ocasiones los condicionantes que generan esos excedentes son ajenos a la empresa: una nueva normativa, la estacionalidad, una crisis puntual del sector…

El barter puede contribuir en gran medida a optimizar los recursos utilizados para dar salida a esos stocks. Principalmente porque permite revenderlos en canales alternativos, sin entrar en competencia con los habituales. Cada año, Compensa suele adquirir aproximadamente 8 millones de euros en stocks, procedentes de clientes que necesitan recomercializarlos por otras vías, no incurrir en pérdidas y además generar un retorno.

Otra opción que se suele usar es la donación a organizaciones sin ánimo de lucro, ONGs, etc. El banco de Alimentos de Madrid o la Red de Recuperación de Alimentos de Rivas han sido destinatarias de algunos stocks procedentes de esos clientes. Desde Compensa se ejerce un papel de intermediario, entre la empresa que quiere donar y la asociación solidaria, que distribuye ese producto entre los más necesitados.

En definitiva, la importancia de la responsabilidad social corporativa es innegable y empieza a ser inseparable de las organizaciones. El papel de las compañías no solo pasa por satisfacer las necesidades de consumo de las personas, sino por jugar un papel fundamental en el desarrollo de un país y su servicio a la sociedad.

Tags , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *