La moda del Barter en el sector del Lujo

El barter (intercambio) está de moda. Es una tendencia entre las marcas de lujo que están  siguiendo y utilizando. Desde que naciera en los años 60 en Estados Unidos, este sistema comercial mueve 22 billones de dólares anuales y permite a las compañías realizar todo tipo de campañas en medios de comunicación, pagando una parte con sus productos y servicios  (relojes, vino, champán, yates…).

En España el modelo existe desde hace casi dos décadas, pero sobre todo es en los últimos años cuando las marcas refuerzan su presencia en los medios de comunicación mediante esta técnica.

Ventajas para la marca

El beneficio es tanto para la marca como para el medio. Con presupuesto de marketing limitado, con éste ya asignado a otras acciones o buscando ideas innovadoras, la marca puede llegar a más medios, soportes, canales y públicos sin hacer esfuerzos extra de liquidez. Además, desarrolla planes de comunicación internacionales para fabricantes o distribuidores que tienen su propia marca, siempre con un porcentaje en intercambio.

En muchas ocasiones, el pago en producto supone vender producto o servicio  no vendido a cambio de campañas de publicidad ya presupuestadas. Con lo que se consigue el mismo plan de medios, incluso los mismos descuentos, pero pagando una parte con producto. Se trata del ROI A+, un retorno sobre la inversión asegurado (porque con el pago en producto ya se está realizando una venta) y adicional (porque se ejecuta una campaña para vender más).

Ventajas para el medio

Por su parte, el medio incorpora a su portfolio de clientes esta nueva marca. Hasta entonces, ésta no había realizado acciones de comunicación en ese soporte. Bien porque su presupuesto de marketing ya estaba repartido o bien porque el soporte no formaba parte de su estrategia.

El resto de medios que cuentan con el corporate barter como apoyo comercial para sus compras pueden usar los productos como regalos de suscripción, regalos exclusivos  para clientes, incentivos, promociones VIP, etc.

La gestión de todas las operaciones por parte de la empresa intermediaria es vital para todos estos actores, puesto que con su conocimiento del modelo,  contribuye al aumento de las ventas y a la mejora de las condiciones de compra tanto para las marcas como para los medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *