El intercambio entre empresas en el mundo. Llega el reconcimiento

La actual recesión mundial ha puesto una enorme presión financiera en todos los sectores empresariales y gubernamentales y en casi todos los individuos del planeta. Una situación que se prolonga y que ha puesto a prueba la confianza del pueblo en las instituciones financieras y en el sistema económico en general.

La reciente proliferación de las operaciones de intercambio, comunidades de bartering online, financiación de gobiernos a empresas que trabajan con el sistema, etc, son prueba de la capacidad que tienen los sistemas alternativos al capital para proporcionar vías alternativas a empresas y ciudadanos.

China, Francia, Irlanda y otros países están examinando seriamente la fiabilidad del sistema y estudian ponerlos en marcha con la ayuda de sus gobiernos. Tanto es así, que ya a finales de 2011, The City of London (uno de los distritos financieros más importantes de la capital de Inglaterra), titulado “Capacidad Comercial y Crédito: Arquitecturas Emergentes para el Comercio y el dinero”.

En él se atisba la posibilidad de empezar a regular el sistema incluso estableciendo nexos comunes entre países europeos. Se trataría de seguir el ejemplo de EE UU, donde más de 12 estados tienen pendiente la aprobación de creación de monedas alternativas a la distribuida por la Reserva Federal y el sistema bancario comercial.

“El negocio del intercambio está recibiendo una enorme atención puesto que tanto sector público como privado lo ven como una solución viable para reactivar la pérdida económica que sufren por la recesión”, afirma el presidente de IRTA Michael Mercier. IRTA es la Asociación Internacional de Intercambio. Que desde hace 33 años trabaja a nivel mundial regulando este tipo de negocio

El gobierno americano ha reconocido oficialmente el sistema de intercambio a través de la Ley TEFRA (Ley de Responsabilidad Fiscal y de Equidad Tributaria). Muchos otros países están utilizando el modelo estadounidense a la espera de aprobar sus propios sistemas de comercio e intercambio.

Mientras la recesión global continúa, y con pocas expectativas de recuperción, siguen aflorando alternativas como la del trueque empresarial, que proporcionan ayuda financiera y que a buen seguro seguirán desempeñando un papel significativo en el desarrollo comercial a nivel mundial.

La actual recesión mundial ha puesto una enorme presión financiera en todos los sectores empresariales y gubernamentales y en casi todos los individuos del planeta. Una situación que se prolonga y que ha puesto a prueba la confianza del pueblo en las instituciones financieras y en el sistema económico en general.

La reciente proliferación de las operaciones de intercambio, comunidades de bartering online, financiación de gobiernos a empresas que trabajan con el sistema, etc, son prueba de la capacidad que tienen los sistemas alternativos al capital para proporcionar vías alternativas a empresas y ciudadanos.

China, Francia, Irlanda y otros países están examinando seriamente la fiabilidad del sistema y estudian ponerlos en marcha con la ayuda de sus gobiernos. Tanto es así, que ya a finales de 2011, The City of London (uno de los distritos financieros más importantes de la capital de Inglaterra), titulado “Capacidad Comercial y Crédito: Arquitecturas Emergentes para el Comercio y el dinero”. 

En él se atisba la posibilidad de empezar a regular el sistema incluso estableciendo nexos comunes entre países europeos. Se trataría de seguir el ejemplo de EE UU, donde más de 12 estados tienen pendiente la aprobación de creación de monedas alternativas a la distribuida por la Reserva Federal y el sistema bancario comercial.

“El negocio del intercambio es foco de una enorme atención puesto que tanto sector público como privado lo ven como una solución viable para reactivar la pérdida económica que sufren por la recesión”, afirma el presidente de IRTA Michael Mercier. IRTA es la Asociación Internacional de Intercambio. Que desde hace 33 años trabaja a nivel mundial regulando este tipo de negocio

El gobierno americano ha reconocido oficialmente el sistema de intercambio entre empresas a través de la Ley TEFRA (Ley de Responsabilidad Fiscal y de Equidad Tributaria). Muchos otros países están utilizando el modelo estadounidense a la espera de aprobar sus propios sistemas de comercio y compensación.

Mientras la recesión global continúa, y con pocas expectativas de recuperación, siguen aflorando alternativas como la del bartering, que proporcionan ayuda financiera y que a buen seguro seguirán desempeñando un papel significativo en el desarrollo comercial a nivel mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *